Choose a local site

Líder mundial en los enfriadores sin aceite de alta eficiencia

El grupo Smardt Chiller Group fue establecido para maximizar los beneficios obtenidos por los clientes de la tecnología de los compresores centrífugos sin aceite Turbocor en el rendimiento de enfriadores. Al disminuir los costos de propiedad durante el ciclo de vida, su enfriador Smardt le ahorra dinero, año tras año, mientras reduce su huella de carbono y hace una contribución significativa al futuro del planeta. Al trabajar con la tecnología Turbocor más que cualquier otro fabricante de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) en todo el mundo, Smardt Chiller Group ha obtenido una ventaja en el rendimiento y fiabilidad, la que se transforma en ventajas importantes para los propietarios, y para el ambiente.

Alcance global, enfoque único

La compañía Smardt (fundada en Montreal, Canadá, en 2005 para dirigir sus esfuerzos hacia los enfriadores centrífugos sin aceite) y PowerPax (fundada en Melbourne, Australia, en 2000 como grupo especialista en intercambiadores de calor), unieron sus fuerzas en 2005 para formar el grupo Smardt Chiller Group. Después de varios años de rápido crecimiento, en 2010 se abrió una fabrica Smardt nueva en Plattsburgh, Nueva York, y una operación de ventas y servicio abrió sus puertas en Singapur. En 2011, a Smardt se le unió la conocida Company OPK Klimatechnik de Stuttgart, Alemania, una excepcional pionera europea en la tecnología centrífuga sin aceite. Y, a principios de 2012, las operaciones de fabricación de Smardt en China abrirán en Guangzhou, Guangdong. El corazón de todos los enfriadores Smardt son sus compresores centrífugos sin aceite Turbocor, estos compresores tienen sistemas robustos de cojinetes magnéticos con accionamiento de velocidad variable, compresión centrífuga de alta eficiencia y un sistema electrónico digital integrado para lograr un avance revolucionario; un avance cuántico en la eficiencia energética con cargas parciales.

Avance cuántico en la eficiencia energética

Todos los enfriadores Smardt, enfriados por agua o enfriados por aire, están diseñados para optimizar el rendimiento de los compresores centrífugos sin aceite producidos por Danfoss Turbocor Compressors Inc. Los compresores usan cojinetes magnéticos sin aceite y accionamientos de velocidad variable para lograr mejores eficiencias IPLV (valores integrados con cargas parciales) que los compresores centrífugos convencionales de pistones, espiral y tornillo lubricados con aceite. También funcionan a velocidad alta, hasta 48 000 RPM, muy compactos, muy silenciosos, robustos y fiables. El factor de potencia es elevado: 0,92. Los cojinetes magnéticos de propiedad exclusiva reemplazan a los cojinetes convencionales lubricados con aceite lo que elimina las pérdidas causadas por la fricción alta, el desgaste mecánico y los sistemas de manejo de aceite que necesitan alto mantenimiento para brindar ahorros de consumo de energía de 35 por ciento y mayores comparados con los enfriadores convencionales; además de asegurar la fiabilidad a largo plazo. En el campo, hay más de 90 000 máquinas operando con cojinetes magnéticos, principalmente en bombas de vacío y husillos CNC (control numérico por computadora) de gama alta, todos los riesgos de la innovación con esta tecnología de componentes fueron superados hace mucho tiempo. La pieza móvil principal única de Turbocor (eje de rotor e impulsores) es levitada durante la rotación por un sistema de cojinetes magnéticos controlado digitalmente. Los sensores de posición de cada cojinete magnético proporcionan una retroalimentación de información al sistema de control de cojinetes en tiempo real, 120 veces durante cada revolución, lo que asegura que la rotación es centrada constantemente.

Décadas de desarrollo

El equipo de ingeniería de Smardt, del cual muchos de sus integrantes tuvieron una larga experiencia en el desarrollo real de la tecnología original de los compresores Turbocor, se unió para llevar al mercado una gama definitiva de enfriadores centrífugos de alto rendimiento, sin aceite, enfriados por agua y enfriados por aire, y para asegurarse de que cada enfriador Smardt sea un ahorro de dinero para su propietario: dinero en costos de operación, dinero en costos de mantenimiento debido a su alta fiabilidad y redundancia que prácticamente eliminan todo el riesgo mecánico.

Los algoritmos usados en todos los controladores de los enfriadores Smardt aumentan la inteligencia incorporada en los compresores; lo que brinda eficiencias adicionales en todo el mapa de operación de cada compresor y aún más, optimiza las eficiencias con cargas parciales intrínsecas de cada compresor al producir eficiencias integradas de los enfriadores que nadie puede igualar actualmente.